lunes , 20 noviembre 2017
Inicio / Cultura / Fangoria, a ratos frío, a ratos bailando a ritmo de los 80

Fangoria, a ratos frío, a ratos bailando a ritmo de los 80

Noche fría la vivida en el concierto de Fangoria al que pudimos asistir ayer viernes en La Fuente De La Niña. Y no solo por el descenso de las temperaturas, que fueron más que otoñales en la capital alcarreña a esas horas, sino también por parte de la artista, que estuvo algo desangelada ante un público siempre apasionado con ella.

Crónica y fotografías de Esther Domingo y David Pérez Merino

El campo de la Fuente de la Niña presentaba un inmejorable aspecto con más de media entrada vendida para vivir una noche mágica con una cantante que lo ha sido todo para al menos dos generaciones de los 80 y 90 del siglo XX, muchos de los cuales iban acompañados de sus hijos, lo que indica que no le faltarán seguidores a Fangoria en los próximos años.

Fangoria, Alaska, acompañada de su inseparable Nacho Canut y dos guitarristas, amén de esos dos bailarines de coreografía, interpretó, sobre todo, los temas de sus últimos discos, como Espectacular, Fiesta en el Infierno, Dramas y Comedias, Desfachatez, Absolutamente, Geometría Poli sentimental.

Pero donde la gente bailaba y vibraba de verdad era recordando los viejos clásicos que hicieron de Alaska un mito de juventud para cientos de miles de jóvenes, hoy no tanto, que recitan de memoria estrofas completas de A quién le importa, Bailando, Perlas Ensangrentadas…

Por eso, por ese amor incondicional que los miles de fans le tienen a Alaska-Fangoria, se le perdonó su frialdad y su despedida, casi a la francesa, escoltada por su adorable Mario Vaquerizo, que no dejó de bailar ni una sola de sus canciones allá entre bastidores donde se encontraba.

Acerca de Redaccion

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

El Festival Gigante pone a Guadalajara en el mapa del indie

Si hubiéramos tomado unas imágenes a vista de dron hubiéramos comprobado cómo desde primera hora …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *